8. Laringología
1. Patología infecciosa
6. Crup y laringitis
3. Laringitis agudas circunscritas
3. Crup
4. Tratamiento

5. Adrenalina nebulizada
La eficacia de la adrenalina nebulizada en los casos moderados y graves de laringitis subglótica-laringotraqueitis aguda está demostrada, tanto en su forma racémica como estándar (adrenalina L). Su mecanismo de acción es la vasoconstricción de las arteriolas precapilares, disminuyendo la presión hidrostática y por tanto el edema de la mucosa laríngea. Su efecto es rápido, comenzando a los 10 min, con un pico máximo de acción a los 30 min y una duración de 2 h.
La adrenalina estándar (adrenalina L) se presenta en ampollas de 1 ml al 1:1.000 (o 0,1 %) y la dosis es de 3-6 mg (2,5-5 ampollas) o 0,5 ml/kg (máximo 5 viales) disuelta con suero fisiológico hasta llegar a 10 ml. Su efecto es transitorio y la situación clínica puede volver a ser la misma que al inicio. Esto se ha llamado durante mucho tiempo "efecto rebote de la adrenalina", pero debe considerarse más bien como justo el fin de su acción (se trata de un retorno a la situación de partida). Esta situación se evita con la administración simultánea de corticoides sistémicos (dexametasona oral o i.m.).
<< notas >>