III.Lesión celular reversible


A, célula normal. B, cambios ultraestructurales en la lesión celular reversible. C, cambios ultraestructurales en la lesión celular irreversible.

III.1. Cambios nucleares

Algunos de los cambios nucleares se producen al variar la actividad de la célula, así, al aumentar su actividad aumenta la eucromatina, y al disminuir aumenta la heterocromatina (recordemos que sólo la cromatina desespiralizada o eucromatina es genéticamente activa) Veamos estos cambios:

A. CAMBIOS EN LA HIPERFUNCIÓN: La cantidad de DNA de una célula es constante. Las variaciones en condiciones fisiológicas se limitan a la eucromatización en las situaciones de hiperfunción y a la hiperplasia del nucleolo por aumento en la síntesis de RNA mensajero en el carioplasma y de RNA ribosómico en el núcleo. También en la fase S del ciclo celular se produce un aumento del DNA necesario para la mitosis. En determinadas situaciones patológicas puede tener lugar una proliferación diploide o poliploide de los núcleos por endomitosis, lo que altera la morfología celular. Así ocurre en el hígado después de cualquier proceso patológico que provoque destrucción celular, en las lesiones pretumorales de cualquier tejido, en la hipertrofia y en los tumores. En todos los casos las células muestran una gran diferencia en el tamaño de los núcleos o anisocariosis y también pueden aparecer células multinucleadas por división amitótica.

B. CAMBIOS EN LA HIPOFUNCIÓN: En las atrofias celulares el núcleo disminuye de tamaño mientras aumenta la densidad nuclear y disminuye el tamaño del nucleolo.

C. INCLUSIONES NUCLEARES: Son frecuentes las hernias del citoplasma (pseudoinclusiones) que se observan incluso en tejidos normales. Pueden existir inclusiones de material citoplasmático integradas durante la metafase y que frecuentemente está degenerado en formas de figuras de mielina. En las diabetes y en los ancianos se almacena glucógeno en el núcleo de los hepatocitos. En las intoxicaciones por metales pesados aparecen en el núcleo en forma de filamentos. Los virus de DNA pueden observarse en el núcleo en forma de inclusiones basófilas características.