8. Laringología
4. Deglución
6. Tratamiento de la disfagia orofaríngea

3. Terapia deglutoria
  • Si la disfagia no impide la alimentación oral y no existe riesgo de aspiración, está indicada la terapia deglutoria (grado C de recomendación, según niveles de evidencia). Su utilización precisa que el paciente conserve unas mínimas funciones cognitivas y motoras, lo que excluye a un número significativo de pacientes.
  • La terapia deglutoria comprende las modificaciones dietéticas, maniobras facilitadoras, maniobras posturales y técnicas facilitadoras mostradas a continuación.
  • Modificaciones dietética:
    • Líquidos con espesantes: indicados en los trastornos sensitivomotores de la lengua, en la aspiración faringonasal y en la alteración del cierre laríngeo.

    • Líquidos acuosos: indicados en la contracción faríngea débil y en la apertura cricofaríngea reducida.

  • Maniobras facilitadoras:
    • Deglución con fuerza: deglutir contrayendo la musculatura faríngea y cervical. Indicaciones: Cierre glótico reducido o tardío.

    • Deglución supraglótica: detener la respiración antes y durante la deglución (provoca el cierre glótico) y toser seguidamente para limpiar la faringe. Indicaciones: Movimientos reducidos de la base de la lengua.

    • Deglución supersupraglótica: la maniobra anterior añadiendo fuerza antes de la deglución (permite mayor aducción de los pliegues vocales verdaderos y falsos). Indicaciones: Cierre glótico muy reducido.

    • Maniobra de Mendelsohn: apoyar y elevar de forma manual la laringe provocando la apertura del EES. Indicaciones: Aclaramiento faríngeo reducido o movimiento laríngeo reducido.

    • Lengua entre los dientes: deglutir con la punta de la lengua apoyada en la cara oclusiva de los dientes. Indicaciones: Debilidad de la musculatura faríngea.

  • Maniobras posturales:
    • Mentón hacia abajo: aumenta el espacio vallecular, conduce la base de la lengua y posteriormente la epiglotis. Indicaciones: Retraso en la respuesta faríngea y movimientos de la base de la lengua reducidos.

    • Cabeza hacia atrás: la gravedad ayuda a limpiar la cavidad oral. Indicaciones: Dificultad en la fase oral de la deglución.

    • Cabeza inclinada hacia el lado dañado: estrecha la entrada hacia la laringe, aumenta el cierre de las cuerdas vocales por la presión extrínseca del cartílago tiroideo y elimina el paso del bolo alimentario por el lado lesionado. Indicaciones: Debilidad / disfunción faríngea o debilidad laríngea unilateral.

    • Cabeza inclinada hacia el lado sano: dirige el bolo alimentario hacia el lado con la fuerza conservada. Indicaciones: Debilidad faríngea unilateral.

    • Decúbito lateral inclinado: elude el vestíbulo laríngeo. Indicaciones: Trastorno faríngeo bilateral o elevación laríngea reducida.

  • Técnicas facilitadoras:
    • Biofeedback: aumenta el componente voluntario. Indicaciones: Aclaramiento faríngeo reducido.

    • Estimulación térmica / táctil: estímulo frío o táctil de los pilares anteriores de la faringe. Indicaciones: Respuesta faríngea tardía o ausente.

    • Estimulación gustativa: el bolo agrio facilita la respuesta deglutoria. Indicaciones: Accidentes cerebrovasculares, corea de Huntington.

<< notas >>